La adicción a las nuevas tecnologías entre los adolescentes creció un 7,5 % desde finales de 2020

La adicción a las nuevas tecnologías entre los adolescentes creció un 7,5 % desde finales de 2020

El número de adolescentes con adicciones al móvil u otros dispositivos electrónicos ha experimentado un incremento en los últimos meses, según datos aportados por el equipo de psicólogos de Adinfa. En concreto, el 86 % de los atendidos en nuestra clínica entre el 1 de septiembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021 muestra algún tipo de adicción a las nuevas tecnologías, lo que supone un aumento del 7,5 % respecto al anterior semestre, donde la cifra se situaba en el 78,8 %.

Entre los jóvenes que presentaban síntomas de adicción, un 18 % llegó a mostrar solamente una dependencia leve, mientras el 61 % reflejó trastornos moderados y el 7 % graves.

 

Mayor dependencia del teléfono móvil

De los datos recogidos por los profesionales de Adinfa se desprende que el dispositivo electrónico del que estos adolescentes tienen mayor dependencia es el teléfono móvil. Esto sucede, principalmente, por tratarse del dispositivo que les permite estar conectados de forma inmediata y permanente a las redes sociales. En este sentido, la plataforma que genera más adicción entre los jóvenes parece ser Instagram.

Junto a esta adicción a disponer continuamente del teléfono móvil se encuentran, en menor medida, otras como las de los videojuegos, las apuestas en línea e, incluso, el consumo de series de televisión. Todo ello debido a la cada vez mayor facilidad de acceso a través de Internet hacia todas estas plataformas y servicios.

 

Los síntomas de la dependencia

Aunque este tipo de adicción a las nuevas tecnologías no suele ser reconocido por los jóvenes que la presentan, el equipo de psicólogos de Adinfa ve un patrón de comportamiento muy evidente a la hora de valorar estos casos.

Así, a pesar de que los adolescentes ven como algo normal el uso que hacen de sus dispositivos electrónicos y redes sociales, y no reconocen tener un problema, la realidad es que suelen presentar un claro síndrome de abstinencia cuando se ven privados de su acceso.

Irritabilidad, cambios bruscos en el carácter, dificultad para concentrarse, inquietud, depresión o el deseo irrefrenable de volver a utilizar estos dispositivos y servicios son algunas de las reacciones físicas y psicológicas que muestran cuando se ven obligados a no usarlos. Esta situación suele conducirles a una sensación de vacío en la cual pueden llegar a hacer todo lo posible para recuperar estos privilegios.

 

Cómo detectar indicios de adicción a las nuevas tecnologías

Como en cualquier otra adicción, es importante estar atentos a los primeros síntomas para intentar prevenir males mayores. En este sentido, resulta fundamental que los padres comprueben si sus hijos muestran algún signo de dependencia a estas nuevas tecnologías.

Para ello resulta útil observar, por ejemplo, cuánto tiempo pasan estos jóvenes con el móvil, jugando con la videoconsola o viendo series. Es sano y necesario establecer ciertos límites a estos usos, que además permiten a los padres ver cómo reaccionan sus hijos ante esta situación y cómo se comportan durante ese tiempo (si presentan mayor irritabilidad o dificultades para concentrarse, si están continuamente intentando saltarse las restricciones, etc.).

Desde Adinfa realizamos una importante labor de concienciación sobre estas cuestiones, ya que conocemos los peligros a los que se exponen los adolescentes y el cada vez mayor riesgo entre la población juvenil de caer en este tipo de adicciones. Hay que tener en cuenta que estos dispositivos electrónicos se han incorporado por completo a nuestros hogares y, en muchos casos, son los mismos padres quienes promueven su uso con la sana intención de que sus hijos convivan con la tecnología en un mundo cada vez más tecnificado. Sin embargo, la ausencia de control, educación y límites en esta materia puede llevar a situaciones problemáticas que es mejor evitar.

Si has detectado que tu hijo o hija presenta síntomas de esta conducta y no sabes qué hacer para solucionarlo, desde Adinfa podemos ayudarte. Nuestro equipo de psicólogos, médicos y educadores trabaja para realizar diagnósticos precisos y poner en marcha programas que ayudan tanto a estos adolescentes como a sus familias. Contacta con nosotros y cuéntanos tu caso.

Compártelo en redes

Archivo

También te puede interesar…